ir a página principal
 
 
 
   
 
Vía T es el sistema de pago que le permitirá transitar por la A-8 y la AP-1 de la forma más cómoda, ya que podrá pasar por la estación de cobro sin detenerse.
 
 


Vía T es el nuevo servicio común de telepeaje que le permitirá abonar el peaje sin tener que detenerse gracias a un moderno sistema de control a distancia basado en ondas de corto alcance. Los vehículos equipados con un transmisor Vía T pueden circular por las vías de la estación de peaje en las que se admita este sistema de pago. En estas vías una antena lee los datos de su dispositivo Vía T, colocado en el parabrisas del coche, cargando a una cuenta o tarjeta vinculada el importe correspondiente al paso por la autopista.

Único

Es el único sistema de telepeaje común a todas las autopistas de peaje en España. Las concesionarias de autopistas de peaje se han comprometido a instalar este sistema en toda la red de autopistas de peaje de manera paulatina. Con un único transmisor podrá disfrutar del servicio de telepeaje en toda España.

Rápido
Vía T permite abonar el peaje sin detenerse, lo que supone un ahorro de tiempo y además permite descongestionar las estaciones de cobro evitando así posibles atascos.

Seguro
El uso de Vía T evita cualquier movimiento o distracción del conductor en el interior del vehículo. No es necesario buscar monedas, una tarjeta o el ticket, por lo que el conductor puede centrar toda su atención en la conducción.

Fiable
Vía T ofrece las mayores garantías a la hora de mantener la seguridad en los tránsitos y cargos.

Económico
Además del ahorro de combustible que supone el no tener que detenerse, Vía T le permite llevar un control detallado de los tránsitos realizados por las autopistas de peaje españolas que ya hayan incorporado este servicio.

Sencillo
Vía T es el sistema más cómodo para abonar el peaje, además adquirirlo es muy fácil.

Ecológico
Al no tener que detenerse y volver a arrancar, se eliminan los gases que los vehículos producen al realizar estas maniobras. Además, al evitar la formación de retenciones en las estaciones de peaje, se consigue una reducción de la polución.